“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

“Hacienda y Economía entraban política de medicamentos”

Publicado el 02/03/2016 | 0

reunion con ministraEl senador Guido Girardi, autor de la Ley de Fármacos I, atribuyó a los ministerios de Hacienda y Economía aplicar “criterios economicistas” en la discusión del proyecto de ley Fármacos II –ya aprobado en general en el Senado- y con ello “entrabar la posibilidad de tener una política de medicamentos” que beneficie a los pacientes.

Tras reunirse con la ministra de Salud, Carmen Castillo, el senador Guido Girardi, denunció que los ministerios de Hacienda y Economía están entrabando el proceso legislativo del proyecto de ley de Fármacos II, “porque ven a los medicamentos como un producto más y quieren aplicarle los mismos criterios que a zapatos, gaseosas, etc. Tienen una mirada economicista que ignora las consecuencias para Salud y anteponen los intereses económicos de laboratorios y farmacias en vez de proteger a los ciudadanos”.

Girardi recordó que el proyecto de ley Fármacos II -de su autoría- ya fue aprobado en general en la Comisión de Salud y en la Sala del Senado y pasó a la Cámara donde está a la espera de las indicaciones del Ejecutivo: “En enero nos mostraron algunas que iban contra los intereses de los pacientes y manifestamos nuestro desacuerdo”, afirmó.

Para el senador hoy “no existe trasparencia en el mercado de los medicamentos: no hay ninguna cadena de farmacias que cumpla con la ley y tenga lista de precios y sin ella el comprador no tiene como protegerse de los abusos”.

Girardi afirmó que el informe del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), dado a conocer esta semana, y que reveló diferencias de precios de hasta un 1.300% en medicamentos con similar principio activo, “demuestra como un laboratorio tiene un genérico bioequivalente (Atorvastatina) que vale 2 mil pesos, el original (Lipitor) vale 50 mil y el genérico bioequivalente de marca (Lipox) con estuche distinto y nombre de fantasía cuesta 13 mil pesos. Obviamente su estrategia comercial será para vender el producto con mayor margen de utilidad”.

El parlamentario señaló que “hace tiempo venimos planteando sobre la distorsión que provocan las marcas propias y los genéricos de marca y que han generado una forma despiadada y abusiva en la venta de medicamentos y una serie de situaciones irregulares que permite que el paciente en vez de acceder a los medicamentos baratos este conminado a comprar los caros”.

Girardi afirmó que “le hemos pedido al Ministerio de Salud -que tiene una postura clara y coherente, que envíe las indicaciones al proyecto para cambiar esta situación, pero Hacienda y Economía están entrabando este proceso. No puedo aceptar eso y plantearé a la Presidenta que dirima el tema. La visión prioritaria debe ser la de Salud y no nos parece que haya ‘supraministerios’ que impongan criterios economicistas por sobre las políticas sociales”.

Consultados sobre las indicaciones en controversia, el senador se refirió, entre otras, a “las medidas que regulan las marcas propias tanto de laboratorios y farmacias”, así como aquella que pretende traspasar la fiscalización a las farmacias desde el Instituto de Salud Pública (ISP) a las seremis de Salud, “el ISP no tiene esa función, ni recursos, ni funcionarios y está sólo en Santiago. Las seremis están en todo Chile, tienen la atribución y personal, pero Hacienda dice que se debe evaluar si la medida tendrá mayor costo fiscal, pero si no se fiscaliza todo será letra muerta”.

Y agregó que “vayan a cualquier farmacia y ninguna tiene lista de precios que permite el derecho básico del paciente de conocer las alternativas de medicamentos y cuánto valen. El paciente debe decidir y no el vendedor”.

Otra indicación en cuestión por su costo financiero, “es fortalecer a la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) para que expenda medicamentos a precio de mayoristas a las farmacias populares y a las pequeñas para que puedan competir con las grandes cadenas”, señaló Girardi y concluyó afirmando que “este tema lo debe resolver la Presidenta, no los ministros de Hacienda o Economía. Tiene que imperar el criterio social por sobre el criterio económico”.

Noticias Destacadas