“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Sofofa realiza intenso lobby contra Proyecto que regula "Comida Chatarra"

Publicado el 10/04/2011 | 0

Adjuntamos nota publicada en La Segunda del viernes 9 de abril, donde el Presidente de la Sofofa, Andrès Concha, critica el proyecto de ley que regula la “comida chatarra” cuyo autor es el Senador Guido Girardi. El Presidente del Senado, no tardó en responder lo que se detalla en nota siguiente.

Sofofa, en picada, contra proyecto que regula composición de los alimentos y su publicidad .La próxima semana debiera votarse en el Senado el controvertido proyecto de ley que regula el etiquetado, restringe la publicidad y promoción de alimentos que presentan elevados contenidos de calorías, grasas, azúcares y sodio, ente otros, y que busca disminuir los altos niveles de obesidad en la población.

La iniciativa —impulsada por el senador PPD, Guido Girardi , y que despierta una fuerte oposición de las empresas de alimentos— está en su última etapa: si lo aprueba la Cámara alta, sólo le faltará un último paso por la Cámara de Diputados para ser ley.

El presidente de la Sofofa, Andrés Concha, aseguró hoy a La Segunda que tal como está, éste generará un impacto en la economía nacional, incluso afectando el empleo. “Ya ocurrió años atrás cuando se estigmatizó el consumo de los jugos en polvo. Las industrias debieron paralizar su producción y muchos trabajadores perdieron injustificadamente sus fuentes de trabajo”, dijo líder de los industriales.

Uno de los elementos que más les preocupa, asegura Concha, es que “uno de los objetivos del proyecto es poder modificar los coeficientes técnicos con que se fabrican los productos. Para ello se entregan facultades al ministerio de Salud para definir coeficientes técnicos. ¿Qué significará esto? Que los productos que producirá la industria alimentaria chilena serán diferentes a los que se producen en el resto del mundo lo que significará, por una parte, una barrera al desarrollo exportador y por otra, una barrera a la importación de productos extranjeros. En el fondo, perdemos competitividad exportadora y se reduce la competencia en el mercado local”.

Por su parte, el senador Girardi rebate esto. “Durante mucho tiempo Kentucky Fried Chicken eliminó las grasas trans para Europa y las seguía usando en Chile. En Europa todos los cereales de Nestlé tienen menos sal y azúcar que acá”, dijo.

El presidente del Senado destaca que para los colegios, el proyecto significará la obligación de hacer tres veces actividad física a la semana, dos horas cada vez. “Obliga a hacer educación a los niños y a los padres sobre los efectos de la grasa, la sal y la azúcar”, agrega.

Concha agrega que la nueva ley obligaría a los productores a identificar sus productos si son “Alto en calorías” o “Alto en sal”. “Es difícil pensar que productos que tienen marcas de prestigio internacional van a circular en Chile con leyendas que señalen que su consumo no es recomendable para la salud. También es posible que se importen menos productos del exterior, ya que no podrán ingresar al país por no cumplir con las exigencias técnicas locales. El consumidor será el gran perdedor”.

Concha: Proyecto “loable”, pero instrumento “no adecuado”

El proyecto de ley también prohíbe que los alimentos “altos en”, sean vendidos en colegios. Su promoción tampoco podrá utilizar ganchos comerciales no relacionados con la promoción propia del producto, cuando esté dirigida a menores de 14 años

Para Girardi esto se justifica porque “Chile tiene la mayor obesidad infantil del mundo”.

Pero Concha agrega que “esto significa que habrá menos publicidad y menos actividades promocionadas por las industrias de alimento tales como, la Copa Milo en el deporte escolar, las tallarinatas de Carozzi en maratones, los aportes a la Teletón, etc, ya que nunca se sabrá si el producto será o no consumido por un menor de 14 años. Además, será muy difícil para un emprendedor entrante dar a conocer sus productos con estas limitaciones. La ley reducirá la competencia y la innovación”.

Si bien el presidente de la Sofofa considera que el objetivo del proyecto es “loable”, cree que “el instrumento no es el adecuado”.

Considera que su mayor problema es que “responsabiliza de los problemas de obesidad al consumo de productos procesados, tales como la leche, los yogurt o los helados. Esto por contener, a juicio de la autoridad, un exceso de elementos como sal, azúcar o grasas. Sin embargo, el consumo de los mismos productos por individuos con diferentes hábitos de vida nos muestra resultados muy distintos en unos y otros. En un sedentario se dan evidencias de sobrepeso pero en una persona activa el resultado es el opuesto. Comer ocasionalmente un chocolate es muy distinto a hacerlo sistemáticamente. Por eso vemos que lo importante son los hábitos de consumo y no el producto en si”.

Noticias Destacadas