“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Girardi: "No creo que Tohá quiera reconstruir el progresismo sólo en alianza con la DC"

Publicado el 22/07/2010 | 0

En entrevista al diario La Segunda por Mario Contreras, el Senador Guido Girardi se refirió a las pasadas elecciones del PPD y marcó ideas sobre lo que debe ser la Concertación.

Tras la polémica por los resultados de la elección interna del partido, senador asegura que en el PPD, “al final, se estableció que hay visiones mayoritarias”. Después de una agitada elección interna, donde hasta última hora estuvo en discusión si él o Ricardo Lagos Weber asumirían la primera vicepresidencia del PPD, el senador Guido Girardi saca la voz y asegura que “al final el resultado estableció que en el partido hay visiones mayoritarias”.

Más aún, estima que “la elección fue lo suficientemente clara para establecer que hay un respaldo muy relevante a una propuesta que nosotros hicimos”, y que lo situó a él en el cargo.

Frente a las dos visiones que existen en la colectividad para abordar el futuro de la Concertación —que lo ubican a él como más partidario de acercarse a la postura de Marco Enríquez-Ominami—, manifiesta que “no creo que Carolina Tohá tenga pensado que la reconstrucción de una fuerza progresista se tenga que hacer sólo en una alianza con la DC”.

A pesar del acuerdo por la presidencia, las elecciones estuvieron duras

—Las internas dieron la posibilidad de desarrollar un debate respecto al futuro, que fue constructivo, con la mirada en el siglo XXI. Esta elección fue más de ideas, de contenidos. Me parece que lo que nosotros planteamos como lista “A” tuvo un respaldo valioso.

—¿Cómo se superó el enfrentamiento por los resultados?

—La elección terminó porque finalmente la entidad que tiene que calificar las elecciones, que es el tribunal supremo, las calificó. La misma Carolina señaló cuáles iban a ser los criterios para definir quién ganaba o quién perdía.

—¿Y quién ganó, a su juicio?

—Nosotros obtuvimos cerca del 57% en la directiva nacional versus el 43% de la otra lista; elegimos al menos 9 presidentes regionales de los 13 que concursaban; individualmente, yo obtuve 34% de los votos, seguido por una muy buena votación que obtuvo Ricardo Lagos Weber de 22%.

En las listas a vicepresidentes la cosa estuvo equilibrada…

—Como lista de vicepresidentes sumamos el 52% de los votos contra 48%, lo que nos permite ejercer la primera vicepresidencia. Pero todo esto es un respaldo a una línea política, a una propuesta.

—En la lista “B” dijeron que 4 puntos es un virtual empate, y que ahora el PPD es multicolor…

—El PPD siempre ha sido multicolor. Pero creo que la elección fue lo suficientemente clara para establecer que hay un respaldo muy relevante a una propuesta que nosotros hicimos. Claro que también es interesante el resultado de la lista “B”, que tuvo un respaldo que me parece importante. Así y todo, creo que en el PPD se estableció que hay visiones mayoritarias, que hay una minoría que tiene una representación que me parece que es garantía de diversidad. La fuerza del PPD nunca ha sido su homogeneidad, sino el hecho de que se construye desde la diversidad.

“No tengo problemas con los sectores más conservadores”

—¿Qué expectativas tiene usted de la presidencia de Carolina Tohá?

—Nosotros tenemos que volver a reconstruir una gran fuerza progresista para Chile, porque sin ella no habrá cambios. Y ello hay que hacerlo con propuestas más innovadoras en salud, educación, internet para todos y con coraje para enfrentar problemas que no están en la agenda política, como los bioéticos, los vinculados a biotecnologías.

—En el PPD hay dos visiones sobre qué camino seguir como Concertación: Ud. piensa en sumar a ME-O y Carolina Tohá en una alianza con la DC… ¿Cómo se maneja eso?

—No creo que Carolina Tohá tenga pensado que la reconstrucción de una fuerza progresista se tenga que hacer sólo en una alianza con la DC, ni tampoco es real que nosotros estemos sólo en la búsqueda de un acuerdo con ME-O. Eso no es así. El desafío es construir esa gran fuerza progresista desde la Concertación, con la DC, pero abierta a todos y sin exclusiones.

—¿No hay ninguna condición?

—El único cedazo o barrera de entrada es querer efectivamente tener la voluntad de crear una gran fuerza progresista, que reflexione sobre nuevas ideas, creciendo hacia el mundo que nosotros representamos, desde el punto de vista valórico. No tengo ningún problema en convivir con sectores más conservadores de la Concertación, porque aportan con diversidad, protegen la frontera de derecha.

—Hay quienes no aceptan a ME-O…

—No acepto un veto a nadie. Ni que veten a Marco ni que veten a la DC.

—¿Es cierto que para Ud. sería difícil llevarse bien con una directiva DC encabezada por Ignacio Walker?

—Nosotros nos vamos a entender con las instituciones, independientemente de quiénes ellas elijan dirigirlas. La DC tendrá que definir sus autoridades. Nosotros no nos involucramos en eso. Lo que sí creo es que en la Concertación existe una transversalidad progresista y una conservadora, y creo que a Chile le hace bien más progresismo.

—¿Con aborto incluido?

—Esta sociedad está madura para plantearse un viejo tema como el del aborto terapéutico.

—¿Sólo el aborto terapéutico?

—Hay que ampliar su vigencia sin duda a situaciones cuando está en juego la salud de la madre o cuando hay una malformación congénita severa, en que no existe posibilidad de que el hijo sobreviva… Claro que yo lo ampliaría además a todo caso de violación y particularmente violación de menores, y a situaciones que tienen que ver con el daño psicológico que puede tener una mujer respecto de tener un hijo no deseado.

—¿Le gustará esto a la DC?

—Es un error no abordar los problemas. Los sectores conservadores (de la DC), que no son todos, no sacan nada con negar la posibilidad de un debate.

Noticias Destacadas