“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Mayoría de fármacos bioequivalentes son “de marca” y cuestan 5 veces más que genéricos

Publicado el 28/12/2014 | 0

Senador PPD acusa a laboratorios de ir contra el espíritu de la ley, y estos lo retrucan asegurando que elegir qué medicamento acreditar no les conviene.

Fuente: El Mercurio, René Olivares

El mercado farmacéutico chileno tiene dos grandes categorías de medicamentos: los “originales” o “de innovación” -que son aquellas moléculas nuevas, descubiertas por algún laboratorio y que tienen patentes comerciales que los resguardan- y los genéricos -aquellas moléculas a las que ya les expiraron dichas licencias y que pueden ser fabricados por distintos laboratorios.

Pero si el análisis se centra en los genéricos, que son los que deben demostrar su calidad a través del proceso de bioequivalencia, existen varias categorías distinguibles: los “de marca” -aquellos que tienen incorporada una marca de fantasía-, “de marca propia” -cuyo laboratorio está relacionado a la farmacia que lo vende- y los propiamente genéricos, que son aquellos que se venden con el nombre del principio activo. Aunque existen leves diferencias en sus presentaciones entre estos tipos de remedios, la esencia que define al medicamento es la misma.

Al analizar la lista de los 538 fármacos que ya han sido certificados se desprende que el 60% de ellos -288 medicamentos- corresponde a genéricos “de marca”, los que son en promedio más de cinco veces más caros que los genéricos convencionales (ver infografía).

Dentro de esta mayoría de productos “de marca” se cuentan también los medicamentos de “marca propia” de las farmacias, que concentran casi el 10% del total de los productos (52) que han acreditado su calidad a la fecha y que cuestan más de tres veces más que un genérico puro.

El 40% restante corresponde a medicamentos presentados con el nombre del principio activo.

“Inaceptable”

El hecho de que este último grupo sea una minoría es “inaceptable” para el senador PPD Guido Girardi, quien cuenta que “los laboratorios, yendo en contra del espíritu de la ley (de Fármacos) optaron por hacer bioequivalencia a los productos ‘de marca’, donde obtienen mayor margen de ganancias, en desmedro de los genéricos”.

Por eso, asegura, enviará un proyecto de ley para modificar la norma, que hoy establece que “…autorizará su intercambio, en caso de existir medicamentos bioequivalentes certificados” por un fraseo distinto que diga “…autorizará su cambio, en caso de existir medicamentos genéricos bioequivalentes certificados”.

ISP

Desde el Instituto de Salud Pública (ISP) -que es el organismo encargado de certificar la bioequivalencia en Chile-, su directora (s) Pamela Milla afirma que para llegar a la conclusión de que los laboratorios han privilegiado un tipo de genéricos para certificar “habría que ver la cantidad de registros que había de estos medicamentos antes de la entrada de la bioequivalencia. Tengo la idea de que la proporción anterior puede no haber sido distinta”.

Según cuenta Milla, el 35% de los productos que han certificado su calidad a través de un estudio de bioequivalencia están siendo comercializados en las farmacias.

Para el próximo año se espera que se sumen a este proceso 49 nuevos principios activos, que deberán estar certificados antes de diciembre de 2015.

“No conviene”

Adrián Vega, presidente de Canalab, entidad gremial que agrupa a 16 laboratorios nacionales, explica que a estos no les conviene priorizar.

“Si tengo un medicamento genérico y otro ‘de marca’, debo hacerles estudios a ambos, porque normalmente es la misma formulación; lo único que cambia es la línea de empaque”, asegura.

Y agrega que “comercialmente no conviene porque, de partida, se pierde un genérico que será bioequivalente también, y además se pierde un activo desde el punto de vista del patrimonio de la empresa”.

*Diario El Mercurio, 28 de diciembre 2014

Noticias Destacadas