“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Baños es el punto negro de hospitales de la Región Metropolitana

Publicado el 02/09/2015 | 0

Fiscalización de la Superintendencia de Salud (SS) reveló que sólo un 60% de los servicios sanitarios de 12 recintos de la RM se encuentran “en pleno funcionamiento”. Senador Girardi, quien presentó la denuncia en mayo pasado, destacó decisión de Minsal de establecer “programa permanente de evaluación de la dignidad de trato a los pacientes”.

En el marco de la Ley de derechos del paciente (20584) la Superintendencia de Salud fiscalizó –entre el 24 de junio al 02 de julio- dos recintos de cada uno de los seis servicios de Salud de la RM a raíz de una denuncia presentada por el senador Guido Girardi el 20 de mayo de este año.

El parlamentario explicó que “Esto comenzó hace un par de meses cuando solicité a la Superintendencia que fiscalizara la dignidad del trato a los pacientes y le envíe fotos de hospitales con baños cerrados y sucios, sillas insuficientes y destruidas, adultos mayores esperando de pie a veces 4 o 5 horas y ascensores malos”.

Para Girardi “la calidad de los baños es lo que comunica la dignidad que tienen los pacientes” y destacó que “gracias a la fiscalización realizada muchos hospitales repararon los problemas que tenían. Todas las sillas destruidas del hospital Arriarán hoy están nuevas”.

El senador Girardi, autor de la Ley de Derechos del Paciente, valoró la decisión de la ministra Castillo de “de transformar la fiscalización de los derechos de los pacientes en un programa permanente de evaluación de la calidad de la dignidad que obtienen los pacientes”, y agregó que “habría que fiscalizar el trato del personal y de los médicos que es fundamental en la relación de la gente con las instituciones de salud”.

IMG-20150902-WA0007
Senador Guido Girardi; ministra de Salud Carmen Castillo, y Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic.

ASCENSORES 66% EN FUNCIONAMIENTO

El superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, señaló que “la ley de derechos del paciente (en vigencia desde octubre de 2012) reconoce el derechos de las personas a ser tratada dignamente en términos interpersonales y en la disponibilidad del entorno y comodidad donde aguarda la atención”.

Pavlovic explicó que el objetivo de la fiscalización “era ver que los lugares con mayor flujo de personas -servicio de atención ambulatorio y urgencias- contaran con espacios físicos que respetaran la dignidad de las personas”. Y por ello se evaluó aspectos como “señalética, accesos, ventilación, calefacción, limpieza, luminosidad, existencia de sillas adecuadas para la espera, presencia de animales o de personas con conducta inadecuada, limpieza, ascensores y funcionamiento de baños”.

La conclusión del estudio fue que “se observa un 80% de cumplimiento de los centros fiscalizados”, pero los servicios sanitarios sólo en “un 60% estaba en pleno funcionamiento”, y que pese a estar limpios en menos de un 40% se veía personal de aseo y tampoco disponían de jabón y papel higiénico. Los ascensores fueron otro punto bajo con sólo un 66% en correcto funcionamiento.

La ministra de Salud, Carmen Castillo, afirmó que “que esta metodología, que es algo inédito desde que se promulgo la ley 20548, queremos repetirla en forma programada para saber cómo vamos evolucionando y ojalá tomemos consciencia tanto las autoridades como la comunidad de la necesidad de cuidar los espacios físicos y respetar la dignidad de las personas”.

Noticias Destacadas