“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Acusan a ópticas de “integración vertical” y amparar “ejercicio ilegal de la profesión”.

Publicado el 09/01/2019 | 0

El senador Girardi y presidentes de organizaciones médicas acusaron a las cadenas de ópticas Schilling y Rotter & Krauss de “integración vertical y amparar ejercicio ilegal de la profesión” al permitir  que “optómetras  receten lentes en los establecimientos comerciales”. Anunciaron acciones legales y citarán a la Comisión de Salud al ministro y la autoridad sanitaria por “falta de fiscalización”.

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado, junto a los doctores Mauricio López, presidente de la Sociedad Chilena de Oftalmología (Sochiof), Patricio Meza, vicepresidente nacional del Colegio Médico y Ximena Solís, presidenta de la Asociación de Tecnólogos Médicos, acusaron este miércoles de “amparar ejercicio ilegal de la profesión y cometer integración vertical” a las cadenas ópticas Schilling y Rotter & Krauss.

De acuerdo a lo planteado por el parlamentario y los dirigentes médicos, al permitir que al interior de la óptica existan personas que indiquen (receten) lentes que se comprar ahí mismo, se produce  integración vertical. Y si las personas no cuentan con título reconocido por el Estado, “amparan el ejercicio ilegal de la profesión”.

Girardi afirmó que “es inaceptable que dentro de la óptica haya un señor indicando lentes que se va a comprar  en el mismo lugar. La consulta la cobran barata y pero los lentes pueden ser hasta cinco veces más caros que si los adquiere en otro lugar. Esta es una práctica ilegal, inmoral y atenta contra la salud de la población”.

El senador explicó que “la ley 20.470 permitió que los tecnólogos médicos con mención en oftalmología podían hacer diagnósticos de vicio refracción y establecer indicaciones preventivas con la obligación de derivar las situaciones más graves a los oftalmólogos profesionales. Pero, se estableció claramente que los llamados optómetras –profesión que no existe en Chile- podrían diagnosticar y recetar sólo si convalidaban sus estudios en la U de Chile y se titulaban de tecnólogos”.

Y acusó “un lobby brutal de Schilling y Rotter & Krauss que violan la ley al permitir el ejercicio ilegal de la profesión por parte de optómetras y la autoridad sanitaria hace vista gorda. Por eso, junto con el ministro (Emilio Santelices), lo vamos a citar a la Comisión de Salud, porque esto es inaceptable.

Girardi afirmó que “presentaremos acciones legales contra esas cadenas porque no puede ser que por el afán de ganar dinero permitan que personas no capacitadas receten lentes equivocados o no detecten enfermedades que luego  se pueden agravar”.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Por su parte el doctor Mauricio López, presidente de la Sociedad Chilena de Oftalmología (Sochiof), se refirió a las razones de por qué la salud ocular debe estar en manos de profesionales capacitados: “El acto oftalmológico es un acto integral, no es simplemente poner la maquinita. Hay muchas enfermedades que son silentes y pueden producir ceguera. El 3 por ciento de la población tiene algún riesgo de glaucoma y si no se diagnostica en un acto médico integral, ese paciente puede quedar ciego”.

En relación a la resolución del Tribunal Constitucional que en noviembre pasado sentenció que no era aplicable prohibir consultas médicas o de tecnólogos médicos en las ópticas, aclaró que “el fallo fue solamente para una óptica de la Quinta Región y para una persona en particular. Ahora, varias ópticas quieren aplicarlo a todo el país y eso no es así. El ministro de Salud nos dijo que se va a fiscalizar para que se cumpla la ley”.

NO HAY LISTAS DE ESPERA

En tanto Ximena Solís presidenta de la Asociación de Tecnólogos Médicos de Oftalmología y Optometría de Chile (Atemoch) explicó que la ley 20.470 permitió la inserción del tecnólogo médico en la atención primaria… y como estamos capacitados para la resolución de vicios de refracción, no hay  listas de espera en esta patología”.

Y agregó que “nosotros bogamos por el derecho del paciente a una atención de calidad e integral y resolutiva. Trabajamos con la normativa vigente y con las redes de derivación correspondientes (oftalmólogos), con las que no cuentan quienes recetan en las ópticas y no consultan a los especialistas. Hay enfermedades que de no ser diagnosticadas a tiempo pueden provocar un tremendo daño visual. Lo importante es educar a la población que en oftalmología no todo lo solucionan los lentes”.

ABUSOS

El vicepresidente del Colegio Médico, doctor Patricio Meza, dijo que “permitir que  al interior de las óptica se puedan prescribir lentes expone a la comunidad a los abusos. Los estudios demuestran que cuando un optómetra se beneficia con la venta de lentes, se los receta al 40% de los niños, cuando un oftalmólogo ve a esos mismos niños se los indica a menos de 10%. La sobre indicación de lentes es considerable y si es para personas que no lo requieren puede tener perjuicio económico y daño en la salud visual”.

Meza dijo que es “muchas veces cuando le señalamos a un paciente que no es necesario renovar sus lentes, afirman que en la óptica les dijeron que debe cambiarlo todos los años. O una persona que ve bien de lejos, pero mal de cerca, que es algo normal, en vez de solucionarlo con un lente que en el supermercado cuesta 5 mil pesos, le receten un bifocal que vale 200 mil  y lo presionan con que, de no usarlos, va a dañar su visión”.

Noticias Destacadas