“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Steve Brown sorprende en inicio del IV Congreso del Futuro

Publicado el 15/01/2015 | 0

El futurista de Intel aseguró que “la información de la red es el nuevo petróleo que mueve al mundo”, y prevé que la humanidad vivirá en ciudades inteligentes, cómodas y conectadas. En la ocasión habló también Ricardo Lagos, quien analizó al ciudadano que surgió con la red.

Fuente: El Mercurio (Sebastián Urbina)

Con un Salón de Honor del ex Congreso Nacional abarrotado de público, se dio inicio ayer al IV Congreso del Futuro bajo el lema “Las encrucijadas del siglo XXI”.

Para el presidente de la Academia Chilena de Ciencias, doctor Juan Asenjo, este encuentro es destacable porque es abierto a la ciudadanía “desde el científico experto hasta quien no sabe nada de ciencia. Somos el único país de Latinoamérica que tiene un evento de este tipo”.

Asenjo destacó que “la calidad de la ciencia chilena es la mejor de toda la región”. Pese a esto, el país solo dedica un 0,4% del PIB a ciencia y tecnología, cuando otros países de América Latina le dedican el 1%.

Un nuevo mundo

En el primer bloque de debate, la ponencia inaugural correspondió al ex Presidente Ricardo Lagos, quien habló de cómo internet ha cambiado el poder. En su charla “El poder a un click” dijo que ahora ya no basta con la democracia representativa y deliberativa. “Los ciudadanos quieren una democracia participativa, en que las opiniones que ellos expresan en la red sean tomadas en cuenta por los políticos”, advirtió.

Luego fue el turno del ingeniero inglés Steve Brown, quien trabaja como “futurista” para el gigante tecnológico Intel. Allí es el responsable de construir y articular una visión clara del futuro a 15 o 20 años.

En la ocasión dijo que el desarrollo vertiginoso de la informática está cambiando el mundo como lo conocemos. Desde la entretención, la medicina, los vehículos y todo tipo de dispositivos que se usan para comunicarse como los celulares, notebooks o PC.

Ahora con un pequeño chip incorporado en las cosas que se fabrican, se logra que todos los objetos sean “inteligentes” y puedan estar conectados a la red. Algo que está facilitando la creación de las llamadas “ciudades inteligentes”.

Todo esto genera una gran cantidad de datos que están disponibles. “Ahora se pueden extraer estos datos de la red, refinarlos, interpretarlos y generar información que luego se transforma en conocimiento”, explica Brown.

Datos que él considera son el nuevo petróleo de este mundo tecnologizado.

Respecto del principal desafío que enfrenta el desarrollo tecnológico futuro, Brown mencionó la seguridad. En su opinión, es el principal problema para el desarrollo de la red y de las tecnologías inteligentes. Cuando todas las cosas sean inteligentes y estén conectadas, ellas se volverán un blanco de ataques.

“No queremos que en el futuro a nuestra tostadora, nuestra bicicleta o nuestros zapatos inteligentes les entre un virus”, dice.

Hoy se habla de seguridad en términos simples, pero cuando todo esté interconectado a nivel de grandes e importantes infraestructuras deberá estar protegido, porque será un objetivo de ataques cibernéticos.

En la actualidad, Brown y su equipo trabajan con proyecciones a 15 años, pero algunas cosas se producirán antes. “Como el auto que se maneja solo, en que ya varias compañías han anunciado sus primeros modelos para el 2020”, afirma.

Este experto apuesta a que en el futuro se vivirá en un ambiente más inteligente, más cómodo y más seguro, donde la gente será fundamental. “Yo lo que presento son mundos posibles, pero somos todos quienes decidimos qué queremos construir y qué queremos hacer”, dice.

Porque la tecnología, según afirma, no es buena ni mala. “Mi celular lo puedo usar para llamar a mi madre en Inglaterra, y me puede hacer feliz, o puedo usarlo en una comida para ignorarte, y eso sería grosero. Entonces, más que culpar a la tecnología, debemos preocuparnos de cómo la usamos”, concluye.

Noticias Destacadas