“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Chilenos están entre los mayores consumidores de sal en el mundo

Publicado el 10/09/2014 | 0

Un estudio internacional muestra que la ingesta promedio de sodio en el país supera en más del doble lo recomendado.

Fuente: El Mercurio (C. González)

Los chilenos comemos, en promedio, 4,9 gramos de sodio al día, lo que equivale a 12,2 gramos de sal. Una cantidad levemente superior a la conocida hasta ahora (10,1 gramos), pero que igual supera en más del doble las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sugiere no consumir más de 5 g diarios de sal.

Esto sitúa al país en el quinto puesto -detrás de China, Turquía, Bangladesh y Colombia-, entre 17 países involucrados en el estudio PURE (Prospective Urban Rural Epidemiological Study), que siguió desde 2007 a más de 155 mil personas de 35 a 70 años.

Las otras naciones participantes fueron India, Pakistán, Zimbawe, Irán, Argentina, Brasil, Malasia, Polonia, Sudáfrica, Canadá, Suecia y Emiratos Árabes.

En Chile, participaron 3.451 hombres y mujeres de sectores urbanos y rurales de la Novena Región, según cuenta el doctor Fernando Lanas, profesor titular de la U. de La Frontera y uno de los investigadores encargados del seguimiento en el país, junto a la doctora Pamela Serón.

“La Encuesta Nacional de Salud 2010 muestra que el consumo de sal es similar en las diferentes regiones del país, por lo que consideramos que nuestros datos son aplicables a la totalidad de los chilenos en el rango de edad del estudio”, precisa.

Esto supone que la gran mayoría de la población adulta y adulta mayor sobrepasa en exceso la ingesta de sal considerada saludable.

Como explica Lanas, el mayor consumo de sal se asocia con presión arterial elevada, enfermedades cardiovasculares -especialmente accidente cerebrovascular- y mayor mortalidad. Se trata de patologías que “empeoran dramáticamente si se consumen sobre 5 gramos de sodio al día, especialmente en los mayores de 55 años o los que son hipertensos”, dice el doctor Lanas.

“En el estudio encontramos que el menor riesgo cardiovascular se encuentra en quienes ingieren 3 a 6 gramos de sodio por día (1½ a 2 cucharaditas de sal), que es más elevado que algunas recomendaciones internacionales propuestas de consumir bajo 2,4 g o aún 1,5 g al día”.

Un aspecto que llamó la atención de los investigadores del estudio -publicado en el New England Journal of Medicine- es que un consumo muy bajo de sal también puede tener consecuencias negativas. “Una explicación posible es que el consumo bajo de sodio reduce levemente la presión arterial, pero tiene efecto de elevar los niveles de ciertas hormonas que se asocian con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte -precisa Lanas-. Sin embargo, en Chile muy pocas personas tienen este bajo consumo de sal y muchas, un consumo elevado”.

Noticias Destacadas