“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Abordan la bio economía y el equilibro en la vida común durante encuentro sobre desafíos de gobernabilidad global

Publicado el 05/12/2011 | 0

El profesor emérito de Economía de la Universidad de Sorbonne, René Passet y el Premio Nacional de Humanidades, doctor Humberto Giannini se refirieron a cuáles serán las ideas que deberán abordar en el futuro los gobiernos de las ciencias, tecnologías y la convivencia humana.

“Paradigmas de la gobernabilidad global del futuro ¿qué, quién y cómo?” se titula la Mesa, donde expusieron el profesor emérito de Economía de la Universidad de Sorbonne, René Passet y el Premio Nacional de Humanidades y filósofo chileno, Humberto Giannini, durante el Congreso del Futuro.

El encuentro fue moderado por el Presidente del Instituto de Chile y de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales, José Luis Cea, quien dijo que “nos preocupa el futuro, existe un progreso de las ciencias exactas versus las humanidades. Esta situación es delicada y el desafío es integrar las ciencias del espíritu o humanidades con las ciencias de las tecnologías”.

El profesor emérito de Economía de la Universidad de Sorbonne, René Passet, comentó que uno de los desafíos del mundo actual es desarrollar una bio economía, “entendida como una economía subordinada y limitada por las normas de la reproducción de la biósfera”, indicó.

Al respecto, precisó que “esto implicará que la economía se deberá inscribir en las regulaciones de la biósfera y se organizará en conformidad a las leyes de la reproducción de lo vivo”.

Añadió que “cuando miro alrededor ya no es una historia de una moneda que circula; la economía es una actividad de transformación del mundo. Tenemos en nuestro planeta carbono, hidrógenos y oxígeno que circulan; si la economía quiere perpetuarse en el tiempo, tiene que respetar la circularidad”.

El experto francés enfatizó que “la economía debe respetar el ritmo de la reproducción de los recursos naturales y el ritmo de la auto limpieza de la biósfera y se deben asegurar los relevos de los recursos desgastados por el hombre”.

Agregó que “hoy el sistema dominante de desarrollo es el financiero. Si la economía no está regulada por un sistema de valores, sino por su propio sistema, tenderá a desaparecer”.

En relación al capital, el economista francés indicó que “éste existe en forma limitada, por lo tanto, la economía crece según la acumulación del capital y las necesidades no están saturadas. Hoy el único limitante es el capital, desgraciadamente, continuamos con este mismo modo de raciocinio, una racionalidad instrumental y esto hay que dejarlo de lado”.

Acerca del modelo de desarrollo, el académico dijo que “si producimos más estaremos dañando la biósfera, es necesario detener el crecimiento material. No obstante, sabemos que la vida es evolución; entonces, por un lado, no debo producir demasiados bienes materiales y por el otro, debo continuar”.

Comentó que “el día que la evolución se pare, todo el planeta se va a detener; la vida es evolución”.

Por ello, aseguró que “el mundo necesita un nuevo modelo de desarrollo fundamentado en los tipos de utilización. No debemos perder tiempo, la ONU estima que en el 2050 habrán 9 mil millones de habitantes y el desafío será cómo vamos a resolver para cubrir sus necesidades”.

Subrayó que “me inquieta la orientación que el poder financiero ha dado al desarrollo mundial. El problema no está en el tiempo, sino en la fructificación rápida de este poder”.

Recordó que “algunas veces me han preguntado por qué soy pesimista, por qué digo que racionalmente está todo perdido, pero siempre agrego que como la historia no sucede como debiese ser, todas las esperanzas aún son permitidas”.

VIDA COMÚN

Luego, el Premio Nacional de Humanidades y destacado filosofo chileno, Humberto Giannini, agradeció la medalla Bicentenario y comentó que “más acá de la comprensión físicas de la cosas me he mantenido en la filosofía de la vida común”.

El académico chileno señaló que “la vida es compleja, y qué significa superar el mundo común, es mi tema” y agregó que “¿qué es una experiencia común hoy?, en el caso de educación, ¿qué mundo común le podemos ofrecer a esta generación y decirles cuáles son nuestras ideas y cuáles son los peligros que vemos?, estamos en un límite donde podemos entregarles nada o muy poco de la razón o el corazón”.

Giannini, citó un filósofo que señaló que “el ser humano es mortal porque no sabe unir el principio con el fin” y dijo que “seguramente tuvo como imagen el movimiento eterno, sin el desgaste de los cielos, donde en Grecia se creía que todo era circular”.

Asimismo, manifestó que “la vida que llamamos en común es siempre necesariamente una narración; ahí está el problema con la ciencia que es una descripción. Y en esa narración, se da todo el sentido de la vida; en la narración perfecta, es el héroe que se vuelve a un punto de partida y se completa en el punto de llegada”.

El filósofo chileno, citó un libro Aristóteles, llamado “La vida de los animales”, y señaló que “este texto se refiere a como los animales y los seres humanos recorren su mundo. O sea, cómo recorre la animalidad su vida, circularmente como los astros, pero con retención, van y vuelven, para volver a partir”.

Precisó que “la identidad del domicilio es una mala alternativa, debe ser de paso, hay que ir a buscar la presa, al compañero, lo otro. El ser humano es difícil y también, los animales; todo deben salir a buscar su enriquecimiento, su aventura, su must o mayoría de ser”.

Concluyó que “nosotros somos reflexivos no porque pensemos mucho, sino porque arriesgamos las cuatro paredes de domicilio para ir a buscar lo otro, lo fantástico que posee el mundo”.

Argumentó que “la mundanidad del ser humano es su mayor virtud, en el domicilio se da la identidad, seguridad, e intimidad, y fuera del domicilio, soy igual que a todos. La conservación de esta relación de espacio cerrado y abierto, es lo fundamental en la vida humana”.

 

Noticias Destacadas