“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Estudio de Agencia Ambiental de EE.UU. comprueba daño cardíaco por ozono

Publicado el 03/07/2012 | 0

El ozono tiene dos caras. Su presencia entre los 10 y 50 km en la atmósfera “atrapa” los rayos más dañinos del sol, protegiendo a las personas del cáncer. Pero, cuando está a nivel de superficie es capaz de provocar daño en la salud de los seres humanos, específicamente en el corazón. Así lo confirmó un grupo de científicos de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA), que mostró cómo la exposición al ozono genera cambios físicos inmediatos ligados a daño cardiovascular.

Para la investigación, los expertos reclutaron a 23 participantes de entre 19 y 33 años, quienes fueron expuestos a una alta concentración de ozono por dos horas, tiempo tras el cual fueron sometidos a exámenes. Los resultados revelaron que sus niveles de interleucina-8, un marcador de la inflamación en los vasos sanguíneos, subió en un 99%. Su capacidad de disolver coágulos en las arterias se redujo en un 42% y la parte del sistema nervioso autónomo que controla el ritmo del corazón mostró cambios.

Aunque los síntomas que presentaron las personas eran temporales y reversibles, muestran lo que genera en el organismo la exposición al ozono ambiental. “El principal contribuidor de ozono son las fuentes móviles como los autos”, explica Eduardo Lissi, docente de la Facultad de Química y Biología de la Usach.

Lissi explica que las emisiones de hidrocarburos y de óxido nitroso de los autos, combinadas con calor y los rayos del sol, dan como resultado ozono a baja altura. Por eso el ozono aumenta su presencia en verano. “Uno de los sectores más contaminados con ozono en Santiago es la comuna de Las Condes y el sector oriente hacia El Arrayán”, dice Lissi, quien agrega que el horario de mayor contaminación es a las 14 horas. Esa zona es la más afectada porque los vientos llevan el ozono hacia allá, donde se acumula.

El experto dice que en Santiago se han registrado hasta 120 partes por billón (ppb) de ozono. El estudio expuso a las personas a 0,3 partes por millón (ppm) de ozono, que es mayor a la de ciudades altamente densificadas de EE.UU., pero igual a la que tienen otras como México o Beijing. “No hay duda de que la contaminación por ozono tiene un impacto en la salud. Hay muchos grupos investigando la materia. De hecho, en Chile hay varios grupos estudiando el ozono”, dice Lissi.

La OMS calcula que hay dos millones de personas en todo el mundo con enfermedades cardiovasculares -en su mayoría ancianos- que mueren a causa de la exposición aguda a la contaminación del aire, en las cuales podría tener un impacto el ozono.

De hecho, la EPA calcula que sólo en Estados Unidos mueren entre 40 mil y 50 mil personas al año por contaminación.

fuente: La Tercera

Noticias Destacadas