“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Exigen sancionar a Carozzi por atentar contra la salud de los niños

Publicado el 23/11/2018 | 0

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado y Hernán Calderón, presidente de Conadecus, presentaron en la Seremi Metropolitana de Salud una denuncia contra Carozzi por violar el Código Sanitario al intentar desvirtuar una política pública como la Ley de Etiquetado que es “mundialmente considerada la herramienta más eficaz para prevenir la obesidad”. 

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado y autor de la Ley de Etiquetado Nutricional, concurrió este viernes hasta la Secretaría Regional Ministerial de Salud Metropolitana donde, junto a Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) presentaron una denuncia contra Carozzi, “por atentar contra la salud de los niños”.

El parlamentario y el dirigente social acusan a la empresa de pastas de “llevar adelante una persistente campaña comunicacional” que busca “desvirtuar y tergiversar” una política de salud pública como la Ley de Etiquetado.

“El artículo 53 del Código Sanitario es clarísimo y prohíbe desarrollar cualquier tipo de campaña, difusión o propaganda que ponga en duda y genere cuestionamientos a políticas publicas relacionadas con la prevención”, dijo el senador Girardi y agregó “claramente aquí se está violando la ley y queremos que las autoridades den una clara señal que, por poderosos que sean o presiones políticas que puedan ejercer, todos deben cumplir con la legalidad vigente”.

El senador Girardi explicó que “Chile tiene una de las mayores prevalencias de obesidad y sobrepeso infantil  y también en adultos lo que provoca patologías que son nuestras principales causas de muerte como cánceres, infartos, accidentes vasculares y las complicaciones de la hipertensión y diabetes”.

Agregó que “la prevención es la mejor estrategia y el Congreso Nacional chileno aprobó, por amplia mayoría, una política pública con ese objetivo y que es considerada como una eficaz herramienta para prevenir la obesidad. Los expertos de la OMS-FAO hicieron un libro con esta iniciativa para que sirva de modelo a seguir por los demás países del mundo”.

El legislador recordó que la iniciativa “fue elaborada por la Academia de Ciencia, las sociedades chilenas de Pediatría y Nutrición y cuenta con amplio respaldo técnico”.

DERECHO A OPINIÓN

Girardi afirmó que “la mayoría de la industria ha cumplido con la ley, pero otras no. Nosotros respetamos el derecho de opinión, pero Carozzi ha ido mucho más allá de eso y ha desarrollado acciones concretas de propaganda para tergiversar y engañar. En diciembre de 2016 financiaron ‘rostros’ para decir que la ley era mala, confundiendo a la opinión pública y a los niños. Todo el mundo científico les divo ‘dejen de mentir’ y tuvieron que retirarla”.

Luego agregó que en junio pasado “viralizaron otra  campaña a través de las redes sociales -que va más allá del derecho a opinar- para decir que los sellos no sirven por 100 gramos y deben ser por porciones las que podría manipularse y así evitarlos”.

El parlamentario afirmó que “no nos parece que una industria, que se dice seria, publique el sábado 17 en La Tercera que la evaluación de la ley es negativa y el domingo  salga su presidente (Gonzalo Bofill) señalando que hay que cambiarla”.

Y recordó que “al día siguiente el ministro de Salud (Emilio Santelices) entregó una  la evaluación realizada por las universidades de Chile, Diego Portales y de Carolina del Norte que establece que el consumo de bebidas gaseosas dulces disminuyó en un 25% y un 9% el de cereales y cuenta con una altísima aprobación de la ciudadanía en el reconocimiento de sellos”.

Para el legislador “una cosa es el derecho a opinión y otra distinta es desarrollar una concertada campaña que, en realidad, es una política contra los niños y niñas de este país. Nos aparece inaceptable que en vez de adecuarse a la ley, como todos los demás, intente que la ley se adecue a sus intereses”.

Girardi dijo que “no es posible que por maximizar sus utilidades una industria esté disponible para intentar bloquear y poner en duda una política de Estado, para que no existan los sellos y poder vender basura en envases aparentemente saludables y hacerles publicidad engañosa”.

Y concluyó afirmando “el artículo 53 del Código Sanitario es clarísimo y dice que se prohíbe desarrollar cualquier tipo de campaña, difusión, propaganda que ponga en duda y genere cuestionamientos a políticas públicas relacionadas con la prevención. Claramente aquí se está violando la ley y queremos que las autoridades señalen que, por poderosos que sean o presiones políticas que puedan ejercer, todos deben cumplir con la legalidad vigente”.

DURAS SANCIONES

Por su parte Hernán Calderón, presidente de Conadecus, dijo que “hoy los consumidores chilenos pueden leer los envases y optar por aquellos productos saludables y que no tienen sellos. La ley cumple con ese objetivo y ha sido valorada en todo el mundo y por eso a esta empresa se le debe castigar duramente por estar engañando a los chilenos con campañas malintencionadas que buscan revertir una política que está produciendo efectos positivos en la salud de los ciudadanos sólo para obtener más utilidades”.

Y agregó “por eso pedimos a la autoridad que tome cartas en el asunto y detenga esta campaña anti etiquetado pues está trasgrediendo al reglamento sanitario de los alimentos y cometiendo un sinnúmero de infracciones que la entidad reguladora debe analizar para castigar a esta empresa con multas u otras sanciones”.

Noticias Destacadas