“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Senador Girardi: La disputa central es entre visiones conservadoras y liberales

Publicado el 22/09/2013 | 0

Entrevista publicada en El Mercurio

Guido Girardi (PPD) es el único de los candidatos senatoriales de la circunscripción Santiago Poniente que ya ejerce el cargo por esa zona, tras ser electo en 2005 con el 35,3% de los votos.

-Alberto Undurraga ha recibido apoyo de socialistas, comunistas y de Andrés Velasco, quien además lo criticó a usted como símbolo de las malas prácticas…

-Me parece normal que Undurraga reciba el apoyo de Velasco porque sus posturas son muy parecidas y estuvieron contra las propuestas de Bachelet en la primaria. Y lo de los socialistas, bueno, el presidente de ese partido y todos los alcaldes del PS están conmigo. No puedo aspirar a que me apoye todo el PS. Si hay un 5% que no me apoya, no tengo problema.

-¿Cuánto complica su candidatura esos apoyos a su contendor?

-Yo tengo el apoyo de la ciudadanía y de gran parte de los movimientos sociales, pero la disputa es con la derecha, no con Undurraga. Para mí la disputa central en Santiago Poniente es entre visiones conservadoras y liberales. Y tengo el desafío de llevar al Senado los temas del siglo XXI: la ciencia, la biotecnología, la vida artificial o la nanotecnología.

-Usted ha sido senador por ocho años y ha enfrentado cuestionamientos por sus actuaciones en el Senado, ¿cuál es el principal fundamento para seguir siéndolo?

-Tenemos una confrontación con la visión más conservadora de la sociedad, las visiones neoliberales que han ido avanzando en los últimos años: el individualismo, la codicia, los criterios de rentabilidad por sobre el bien común. A mí me tocó dar la lucha por el medio ambiente, los derechos ciudadanos, los del consumidor, y fui de los primeros en enarbolar la lucha valórica; por la píldora del día después, el divorcio, el uso del condón o el aborto terapéutico. También enfrenté a poderosos como las AFP y las isapres.

-En ese sentido, ¿cuánto cree que eso influye en la campaña presidencial de Michelle Bachelet?

-Yo propuse en los años 90 una asamblea constituyente y educación pública gratuita. Voté contra la Ley General de Educación y propuse una reforma tributaria profunda. Las luchas que dimos en el pasado ganaron en esta sociedad. Síntoma de esto es que el triunfo de Bachelet en la primaria es la resolución de este conflicto entre conservadores y progresistas, y me interesa estar en el Senado para abrochar estas ideas mayoritarias.

-Desde esa perspectiva, ¿cómo analiza las propuestas de sus contendores?

-Creo que hay matices entre ellos, pero representan visiones más conservadoras y más pro mercado. Undurraga fue el guaripola y uno de los jefes de campaña de Orrego con posturas como oponerse a la gratuidad de la educación, a la reforma tributaria de Bachelet, una reforma constitucional participativa, el matrimonio igualitario o el aborto terapéutico. Y muchas de las posturas de Allamand y Zalaquett también estaban contra estas propuestas. El mundo que viene es una economía más horizontal, donde van a ser más relevantes el capital social, el conocimiento y la ciencia.

“El triunfo de Bachelet en la primaria es la resolución de este conflicto entre conservadores y progresistas, y me interesa estar en el Senado para abrochar estas ideas mayoritarias”.

Noticias Destacadas