“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Senador Girardi envia carta a Presidente Piñera

Publicado el 25/04/2011 | 0

Senador Girardi envió una carta pública al Presidente Piñera con el objetivo de proponerle que el veto presidencial reponga etiquetado de semáforo y prohibición total de publicidad a la “comida chatarra”. Adelanta que en caso de veto, se repondrá prohibición de publicidad a sucédanos de leche materna en Proyecto de Post Natal de 6 meses. El proyecto culminó un largo proceso legislativo el jueves reciente con la aprobación mayoritaria de parlamentarios oficialistas y opositores.

A continuación se exponen los principales puntos de la carta.

El mejor negocio para Chile: Una alimentación sana

Entre los principales puntos de la misiva (ver versión completa en PDF) enviada elr viernes 22 de abril al Mandatario, Girardi le pide “enfrentar con decisión el principal problema de salud pública que tiene el país y a privilegiar la salud y la vida de la población”.

El parlamentario le recuerda que en la elaboración de este proyecto tuvo el apoyo de los principales expertos mundiales en nutrición y de la Organización Mundial de la Salud. Entre los que destaca Pekka Puska, ex ministro de Salud de Finlandia e impulsor del programa más exitoso registrado en el mundo en materia de cambios de cultura alimentaria; de Philips James, presidente de la Sociedad Mundial de Obesidad; y del doctor Ricardo Uauy, ex director del Inta y Presidente del Comité Científico de la OMS/FAO. “El doctor Uauy y yo fuimos los encargados de redactar las conclusiones de este Encuentro, que permitió elaborar el Proyecto presentado el año 2007”, señala Girardi.

El senador por Santiago Poniente insta a Piñera a tomar esta oportunidad política que implica una Ley que cuenta con el amplio apoyo ciudadano y parlamentario. “Tal vez como nunca antes, un proyecto ha tenido la aprobación unánime tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados y cuenta además con el respaldo de casi el 90% de los chilenos.

“La aprobación de la Ley de Etiquetado de Alimentos constituye un hito fundamental y no es un punto de llegada, sino que de partida para enfrentar y modificar el sistemático fracaso que ha existido en la lucha contra la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles”, dice Girardi.

De paso recuerda que se ha comprobado que “el factor que incide mayormente en el consumo de “comida chatarra” es la publicidad en los medios masivos. En segundo lugar, las promociones que se realizan en los supermercados y la ubicación que ocupan, sumados a su bajo precio. En tercer lugar, la imposibilidad de los consumidores de poder identificar claramente en el etiquetado la sal, el azúcar y las grasa de mala calidad nutricional escondidas, dado que los etiquetados tienen descriptores que ni siquiera son comprensibles para los profesionales de la salud”.

Dice que los “altos contenidos de sal y de azúcar no son casuales, son verdaderos adictivos.” La sal se encuentra escondida en los alimentos elaborados y está haciendo que los chilenos, que debieran consumir como máximo 4 gramos, estén comiendo sobre 12 o 14 gramos diarios de sal.

“Por otra parte, la azúcar escondida en niveles exorbitantes constituye un verdadero veneno. Por ejemplo, un niño que consume una bebida cola individual de 500 cc. se está tomando de una sola vez 12 terrones de azúcar y cerca de 250 calorías”.

Los altos consumos de grasa están en directa relación con los elevados niveles de colesterol en la población chilena. Las grasas más utilizadas por la Industria son las grasas trans y saturadas de mal calidad, directamente relacionadas con los infartos al miocardio

Sobre la presiones recibidas, el titular del Senado recuerda que “la propuesta original de nuestro Proyecto de Ley era establecer un semáforo para sal, grasa y azúcar, pero esto fue brutalmente bloqueado por la Industria a través de un intenso lobby que llevó a que el Ejecutivo nos planteara que, como condición para continuar tramitando el proyecto, se debía eliminar el etiquetado de semáforo. Creemos que su retiro fue un error”.

Otro aspecto relevante se refiere a la publicidad de la comida chatarra. El proyecto establece prohibir la publicidad de la comida chatarra a los niños menores de 14 años, lo que significa que sólo puede ser emitida a partir de las 22 horas. Pero los más expuestos a la publicidad son precisamente los menores de entre 12 a 16 años, quienes también ven televisión en horario nocturno, “por lo que le hemos sugerido al Ejecutivo que, en la eventualidad de un veto, se amplíe la restricción de publicidad en medios masivos en todos los horarios”.

En relación a la posibilidad de publicitar eventos deportivos masivos como, esta Ley no establece una prohibición a las marcas sino que a los productos riesgosos. Por ejemplo, una bebida Cola no podrá promover sus bebidas azucaradas pero sí de las light; las empresas de cereales no podrán publicitar alimentos con alto contenido de sal, grasa y azúcar, pero sí aquellos que no son riesgosos.

Otro aspecto fundamental es la obligatoriedad de educar a los niños en prebásica, básica y media sobre los beneficios de la alimentación sana para que ellos mismos lleven esta propuesta de vida saludable a sus familias.

Asimismo, este proyecto plantea la obligación de realizar actividad física al menos 3 veces a la semana, dos horas cada vez. La recomendación internacional es que los niños tengan al menos una hora diaria de actividad física o tres veces a la semana y los adultos media hora, pero hoy los de menores recursos, particularmente las escuelas municipalizadas, no alcanza realizar ni siquiera una hora a la semana.

Respecto a los sucedáneos de la leche materna, este proyecto incorporó una indicación del Ministerio de Salud durante su tramitación en la Cámara de Diputados, que, con el objetivo de proteger y estimular la lactancia materna (está comprobado su beneficio en materia de desarrollo intelectual, neuronal e inmunológico), buscaba prohibir la publicidad de los sucedáneos y las leches maternas artificiales. Nosotros preferiríamos mantener este artículo, pero si el Ejecutivo mantiene su posición de vetarlo, incorporaremos esta medida en la Ley del Post Natal, dado que su objetivo es justamente el del estimular la lactancia materna hasta los 6 meses.

Todas estas medidas son un punto de partida. Requerimos que a futuro existan campañas masivas de promoción de la alimentación saludable y la actividad física. Para ello se requiere establecer, como ya ocurre en gran mayoría de los países, propuestas como la aplicación de impuestos a las grasas, sal y azúcar; hacer grandes inversiones en espacios públicos, ciclovías, infraestructura deportiva; adecuar la ciudad al desarrollo de actividad física y subsidiar la actividad deportiva. Éste será el mejor negocio para Chile.

Chile es un gran productor de frutas, verduras y pescados, por lo que hay un mercado interno con gran posibilidad de crecimiento. Incluso el país podría ocupar un nicho en los mercados mundiales y ser una gran potencia alimentaria de productos saludables.

Presidente, estoy convencido de que en su decisión prevalecerá la protección a la salud de los chilenos por sobre los intereses económicos.

GUIDO GIRARDI LAVIN

SENADOR DE LA REPÚBLICA

Noticias Destacadas