“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Girardi convoca a científicos para combatir la contaminación

Publicado el 25/06/2015 | 0

Realizar un simposio multidisciplinario, entre el mundo científico, gubernamental y político, para buscar soluciones de fondo al grave problema de contaminación, fue la propuesta que hicieron al intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, el senador Guido Girardi y los Premios Nacionales de Ciencia, Juan Asenjo y Hugo Romero.

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro, junto al presidente de la Academia Nacional de Ciencias y Premio Nacional de Ciencias Aplicadas, Juan Asenjo, y al Premio Nacional de Geografía, Hugo Romero, se reunieron con el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, para proponer el aporte de los científicos a la búsqueda de “soluciones de fondo” al problema de contaminación que sufren diversas ciudades desde la capital hacia el sur del país.

El jefe de bancada de senadores del PPD señaló que “la contaminación de una ciudad es como la fiebre en una persona, un síntoma de una enfermedad mayor que no puede ser tratada sólo con aspirinas. Se requiere un tratamiento integral con políticas de desarrollo de la ciudad en función de la calidad de vida de las personas y no definidas por el mercado”.

El legislador agregó que la contaminación es producto del “incremento del parque automotriz y del desregulado crecimiento la ciudad, donde los contaminantes de quienes viven en zonas frías (con áreas verdes) se desplaza a las zonas calientes (sin áreas verdes) que son las comunas más pobres de la ciudad”.

Para Girardi, el actual plan de descontaminación está obsoleto porque “fue hecho para resolver los problemas del material particulado grueso (PM 10) y hoy, lejos, el contaminante más tóxico es el material particulado fino (PM 2.5) que proviene casi en un 100% de la combustión a leña y de los vehículos con convertidor catalítico”.

Y, además, fue hecho “entre cuatro paredes sin considerar al mundo universitario y académico ni consultar la experiencia y fundamentos científicos nacional e internacional”.

Por ello el parlamentario y los científicos Asenjo y Romero –“que como muchas eminencias jamás han sido consultados para elaborar algún plan”- propusieron al intendente Orrego realizar el próximo 3 de agosto un taller multidisciplinario, “donde convocaremos académicos científicos, autoridades regionales y de los ministerios de Transporte, Salud, Vivienda y Medio Ambiente, para elaborar una nueva carta de navegación en materia de descontaminación que esté enfocada en los problemas reales con nuevos modelos predictivos y políticas de compensación que resolver la inequidad de que las comunas pobres sean las que menos producen contaminación, pero las que más la sufren”.

CIENTÍFICOS

El presidente de la Academia de Ciencias, Juan Asenjo, destacó la buena acogida del intendente Orrego a la propuesta de realizar “un simposio para que los responsables de las políticas públicas de los distintos ministerios y políticos preocupados del tema se reúnan con un centenar de científicos y expertos para arribar a conclusiones que se puedan implementar y llegar a soluciones al largo plazo”.

Por su parte, el Premio Nacional de Geografía 2013, manifestó que “las situaciones meteorológicas que nos afectan no son las mismas de hace 20 o 30 años atrás. Por ello me parece muy oportuno reunir a científicos de diferentes áreas del conocimiento e impulsar una visión multidisciplinaria que aborde el tema de la ciudad, en relación a sus barrios, áreas verdes y a la precaria localización en una cuenca vulnerable a fenómenos como sequía, persistencia de altas presiones e inversiones térmicas que nos constriñen tanto”.

Romero agregó que también “debemos pensar si conviene seguir acumulando vehículos, personas y actividad económica en una ciudad que reúne el 45% de la población nacional y casi el 50% del producto económico de la nación. Esto exige un planteamiento descentralizador con políticas que desconcentren la inversión y los servicios para un desarrollo más auténticos de las regiones”.

Para el geógrafo “la discusión debe ser en sentido de construir ciudades sustentables, socialmente justas, que sean opciones de desarrollo para todos los habitantes del país. Es bueno que como sociedad reflexionemos y todos colaboremos en un proyecto social mancomunado que comprometa todos los esfuerzos necesarios.

Consultado sobre el aporte de la restricción vehicular a las medidas de descontaminación, Romero dijo que “no es sostenible el crecimiento de la tasa automotriz de mil autos particulares diarios, 360 mil año, por lo que el sistema de transporte público debe ser absolutamente eficiente. Tampoco es aceptable que el 45% del PM 2.5 sea producto de chimeneas domésticas. Hay que adoptar medidas que ataquen esas dos principales fuentes de contaminación, pero la mezcla del contaminante de Santiago es un coctel químico que no se restringe al invierno. También hay otros altos índices de contaminación fotoquímica en primavera y verano y hay que abordar esto en un sentido mucho más complejo e integral”.

En cuanto a la expansión del caso urbano, el Premio Nacional de Geografía señaló que “el crecimiento de la ciudad a tasas de mil hectáreas por año es insostenible. Cuando se modifica el plan regulador cada diez años se agregan 10 mil hectáreas nuevas, que en poco tiempo están obsoletas y la presión obliga a seguir ampliando la ciudad y es un cuento de nunca acabar”.

Para Romero el problema es que “esa ampliación ocurre sobre el pie de monte andino, terrenos de cultivos, humedales, riberas de ríos, todas superficies naturales que moderan la temperatura, filtran el aire, facilitan la infiltración de las aguas en el suelo, evitan las inundaciones y aseguran los acuíferos. La acción urbana que las sustituyes por calles pavimentadas, mall o viviendas, significa un cambio gigantesco en el clima y en ciclo hidrológico de la ciudad”.

Y agrega que “lo más grave es que nadie asume esos costos y el efecto acumulativo es la contaminación que, como decía el senador, es el síntoma de una enfermedad más grave como tener una ciudad segregada socialmente, con comunas que tienen 10 veces más vegetación que otras. La cifra contaminante de Pudahuel o Cerro Navia es tres veces la cifra de Las Condes. Eso es una injusticia gigantesca que se debe resolver. La inversión pública y privada debería orientarse a revertir esta condición”.

Según el científico “el crecimiento urbano incontrolado y sin una evaluación ambiental estratégica se transforma en el principal agente de polución y contaminación”.

 

Noticias Destacadas