“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Trazabilidad a las tabacaleras: El gato cuidando la carnicería

Publicado el 07/10/2017 | 0

El senador Guido Girardi, el Colegio Médico y ONGs antitabaco denunciaron que dos de las tres ofertas presentadas en la licitación de la trazabilidad de los productos de tabaco, encargada por el SII para proyectar la recaudación fiscal,  mantienen relaciones con la industria tabacalera que deben fiscalizar.

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud, junto a la Dra. Lidia Amarales de Respira Libre; Sonia Covarrubias de Chile Libre de Tabaco y el Dr. Patricio Meza del Colegio Médico denunciaron, esta sábado, una grave interferencia de la industria de tabaco en la licitación de la trazabilidad que realiza el Servicio de Impuestos Internos (SII) para los productos del tabaco.

Sonia Covarrubias de Chile Libre de Tabaco explicó que “la trazabilidad se hace a través de un sello que se marcan las cajetillas para hacerle seguimiento y controlar los productos y proyectar cuantos son los impuestos a recaudar. Es la herramienta que tienen los gobiernos para cobrar impuestos específicos y aumentar la recaudación fiscal”.

La doctora Amarales dijo que “en la reforma tributaria del 2014 se incluyó el hacer trazabilidad fiscal de los productos del tabaco desde la producción hasta la venta (…) y pese que en el articulado de la reforma a la reforma del 2015 logramos establecer que debe ser (hecha por organismos) independientes de la industria tabacalera dos de las tres ofertas que se presentaron a la licitación son parte de la industria”.

Se tratan de Wordline Chile y de AMF en alianza con VideoJet, “quienes plantean en sus propuestas implementar el Codentify o Inexto que es el programa diseñado por Phillips Morris para hacer trazabilidad fiscal”, aseguraron.

A juicio de Covarrubias esta situación permitirá “a la industria tabacalera decir ‘esta es mi producción, vendí tantas cajetillas y esto es lo que debo pagar por impuestos específicos’. Es decir no tendremos ningún control sobre la venta y los impuestos que pagan” y agregó que “si Chile elige cualquiera de esas dos ofertas será el primer Estado que contrata la tecnología elaborada por las propias tabacaleras que hay que fiscalizar”.

La licitación ya está en curso y el próximo martes 10 de octubre se abrirá la oferta económica, la cual tiene un 93% del criterio evaluación, mientras que la calidad técnica tiene sólo un 7%.

“Wordline Chile y AMF con VideoJet han trabajado con la industria del tabaco en diversas partes del mundo y tienen instalado sus programas por lo que se puede sospechar que sus ofertas serán más baratas y se adjudicaran la licitación pese al conflicto de interés lo que sería un grave retroceso para un país que ha avanzado tanto en políticas públicas de control del tabaco”, afirmó Covarrubias.

COLUSIÓN INACEPTABLE

Para el senador Guido Girardi, autor de la Ley del Tabaco I que protege al fumador pasivo -ya aprobada- y de la Ley del Tabaco II, que protege a los niños -estancada en la Cámara-, es “incomprensible e inaceptable que pueda llegar a ocurrir una colusión entre el Estado de Chile y las industrias tabacaleras. Llamo al Gobierno y particularmente al Ministerio de Hacienda a no permitir que organismos vinculados a las tabacaleras hagan una fiscalización que deben hacer instituciones independientes que le den garantía a todo el país”.

Girardi agregó que “las tabacaleras son empresas indecentes que todos los días matan 46 personas y pese a estar prohibido vender cigarrillos a menores de 18 años, más del 35% los niños fuman porque las tabacaleras diseñan estrategias para engancharlos y reemplazar a los adictos que dejaron el vicio o murieron”.

Según el parlamentario “la trazabilidad también permite saber dónde y a quienes le están vendiendo, no es sólo un tema tributario. Los niños están fumando porque hay un comercio ilícito dirigido a ellos”.

“No podemos aceptar la colusión y que estas empresas que lucran con la salud y la vida de las personas tengan una fiscalización de organismos asociados a ellos. Hacienda debe rechazar esa licitación o hacer una nueva, pero de ninguna manera vamos a permitir que esta fiscalización de manera indirecta la hagan las propias tabacaleras”, concluyó el senador.

En tanto, el doctor Patricio Meza representante del Colegio Médico dijo que “estaremos muy preocupados y ocupados de que las políticas públicas de salud cumplan todos los requisitos de transparencia y en su implementación no hayan conflicto de intereses. Y en este tema del tabaco creemos que es muy necesario evitar situaciones que fomenten el consumo del tabaco y la evasión de impuestos, cuyo monto podrían ser destinados a solucionar muchos otros urgentes problemas”.

Noticias Destacadas