“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Piden a FNE investigar Canela 3.0 en las farmacias

Publicado el 27/04/2018 | 0

El senador Girardi, junto a Conadecus y dirigente de trabajadores de Farmacias pidieron a la Fiscalía Nacional Económica (FEN) investigar “nuevas prácticas de colusión” que estarían realizando las tres cadenas farmacéuticas en complicidad con médicos y laboratorios.

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado y autor de la Ley de Fármacos II, junto a Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y usuarios de Chile (Conadecus) y Mauricio Acevedo, presidente de la Federación de Trabajadores de Farmacias, se reunieron este viernes con el fiscal nacional económico, Felipe Irarrázabal  para solicitarle que investiguen las nuevas estrategias de colusión y uso de canela que estarían utilizando las tres grandes cadenas farmacéuticas: Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand.

De acuerdo a la presentación entregada en la FNE las cadenas de farmacias estarían infringiendo las normas de defensa de la libre competencia (…) fijando concertadamente el precio de productos y coludiéndose con doctores y laboratorios a través de las recetas médicas a las cuales les adhieren sticker con el producto que deben solicitar.

El documento señala, por ejemplo que Salco Brand creó el Programa Procuidado, y que el 10 de abril pasado entregó a auxiliares y jefes de local un instructivo donde explica que es una alianza con proveedores “para entregar beneficios a los clientes por compras prescritas por los médicos (…) para que puedan acceder a medicamentos de calidad”.

Agrega que es “un plan de beneficios en el cual distintos laboratorios otorgan descuentos a ciertos medicamentos al momento de la compra” y para acceder a este el cliente debe “entregar su Rut, teléfono (se pone énfasis en esto) y firmar un voucher”. También se debe ingresar el RUT del médico, lo que hace “sospechar la existencia de beneficios o regalías que puedan recibir estos por la compra que realice cada paciente con el Programa Procuidado (…) pues prepondrá a recetar un medicamento que sea parte del plan”.

Se establece claramente que “se pagará $300 pesos líquidos por cada inscripción al plan de beneficios que haga el vendedor” lo que revelaría “una relación directa con ciertos laboratorios para favorecer la venta de sus productos”. Es decir la canela o incentivo “es por la venta de medicamentos que son partes del plan de beneficios” más que por “la inscripción al Programa Procuidado”. En Salcobrand existe un programa de características similares denominado Receta Solidaria.

Al entregar la receta el médico pega en la parte de atrás un autoadhesivo “con códigos de barra asociados a las grandes cadenas de farmacias” y con ello pasa a ser parte del plan de beneficios lo que equivale a un “descuento u otra caja del mismo medicamento” y con ello no accede a un remedio bioequivalente que es más barato porque no es parte del plan y el vendedor tampoco se lo hace saber.

PIDEN INVESTIGACIÓN

El senador Girardi afirmó que “no es rol de las farmacias estructurar programas de beneficios, articulados con laboratorios, para vender determinados productos. Y lo más extraño es que hay médicos que entregan recetas con la indicación de comprar en alguna farmacia de las tres cadenas de siempre”.

El parlamentario ejemplificó con el “medicamento TREX que vale 15 mil pesos, al llegar a la farmacia le hacen un descuento si se inscribe en el programa y le cobran 12 mil pesos, pero no le dicen nada que existe un genérico la Azitromicina que cuesta 3 mil”.

Y agregó que “le hemos pedido a la FEN que inicie una investigación para evaluar una eventual colusión que estaría afectando a los pacientes que deben adquirir medicamentos”.

Mauricio Acevedo, presidente de los trabajadores de farmacias, señaló que “estamos ante casos de canela 3.0” y llamó a “las nuevas autoridades a regular los precios de los medicamentos como se hace con los cigarros con la bencina. Hasta ahora ningún gobierno ha hecho esfuerzo de verdad por terminar con este lucro”.

Por su parte, Hernán Calderón afirmó que “aquí hay indicios de actitudes anticompetitivas que están afectando en forma significativa a los consumidores chilenos que somos los que pagamos los precios de medicamentos más caros de Latinoamérica”.

Y agregó que “pedimos a la fiscalía que haga un exhaustivo y profundo estudio de mercado y vea las anomalías e irregularidades que en ello hay. Además Se necesita que la FNE también sugiera nuevas normas regulatorias para este mercado. Nosotros pedimos que haya un listado de medicamentos esenciales y que tengan un precio máximo de venta al público”.

Noticias Destacadas